Entre sus principales objetivos está perfeccionar y continuar el esquema de evaluación e implementación de la eco-etiqueta diseñada y dar sostenibilidad al proyecto.

Así se busca sumar más empresas y productos de consumo masivo al piloto del sello, al tiempo que se desarrollará el proceso de elaboración de una normativa que regularice la implementación del Eco-etiquetado a nivel nacional, tomando como insumo la información recopilada en la implementación del piloto de evaluación y uso de la eco-etiqueta en el marco de los dos APL.

Este nuevo APL busca también impulsar acciones de promoción de la eco-etiqueta por parte de las empresas, junto a otros actores de interés, para promover un mayor conocimiento ciudadano, que se traduzca en cambios de hábitos de consumo.

“El ecoetiquetado entrega más y mejor información a los consumidores sobre qué envases de productos de consumo masivo son más reciclables considerando los materiales con los que están hechos y las opciones reales de valorizarlos dentro del país, lo que es un tremendo avance en el acceso a la información ambiental y derechos de información del consumidor”, indicó el Ministro del Medio Ambiente, Javier Naranjo.

Según explicó el Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, la firma de este segundo acuerdo de Eco-etiquetado, sin duda, generará en los productores los incentivos suficientes para que adopten procesos de producción amigables con el medio ambiente, siempre en la senda de seguir siendo atractiva su implementación para los consumidores y asegurando su adaptación a esta exigencia”.

Por su parte, el Presidente de SOFOFA, Richard von Appen, sostuvo que “desde SOFOFA estamos comprometidos para apoyar este APL y trabajaremos por un eco-etiquetado que sea un facilitador del reciclaje post consumo domiciliario a nivel nacional, comprometiéndonos a escuchar a todas las empresas, asociaciones de consumidores, valorizadores y organizaciones de la sociedad civil que quieran dar su visión para aportar en una mejor herramienta de reciclaje para los chilenos”.

El sello #ElijoReciclar permite identificar los envases y embalajes que tienen al menos un 80% de material que los consumidores pueden reciclar, con lo que se espera incidir en la preferencia de compra de los consumidores hacia este tipo de productos y orientarlos en la experiencia de reciclaje de éstos, facilitando la gestión de los residuos post-consumo domiciliario.

El Director Ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Giovanni Calderón, destacó que el APL permitirá consolidar una estrategia altamente eficiente y poder contar con una normativa para eco-etiquetado de envases y embalajes. “Ojalá que este nuevo APL en materia de eco-etiquetado sea también una contribución para los consumidores, que son actores fundamentales en el avance de la economía circular”, señaló.

Para enfrentar las nuevas exigencias y la responsabilidad asociada al post consumo, se espera que la estrategia de eco-etiquetado permitirá cerrar la brecha de información entre productores y consumidores, lo cual complementa y facilita el cumplimiento de la Ley REP, constituyendo un paso muy relevante para hacer frente al problema de los residuos en el país.

“Para nosotros estar presente en este APL, es representar a la ciudadanía y velar por los derechos de los consumidores en relación a la información oportuna y veraz sobre la reciclabilidad de los envases que poseen este sello en Chile”, manifestó Marcela Godoy, Presidenta de la Asociación de Consumidores Sustentables.

En materia de envases y embalajes, se estima que cada año entran al mercado más de dos millones de toneladas de productos, de los cuales más de un millón 200 mil toneladas se transforman en residuos domiciliarios, de los que un alto porcentaje termina siendo eliminado.