Como resultado de las acciones realizadas se llevó a cabo la clausura y desmantelamiento de dos aserraderos por no contar con la autorización de funcionamiento que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Además, se logró el aseguramiento precautorio 7.745 m3 de rollo de pino, 0.644 m3 de rollo de oyamel y 2.152 m3 de madera en escuadría de pino, así como una torre de aserrío, un carro de empujón, 16 sierras cintas, un motor eléctrico, dos ganchos troceros y 2 palas.

Quien o quienes resulten responsables serán acreedores a multas que van de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente, equivalentes de $8,962.00 hasta $ 1’792,400.00, independientemente de las sanciones penales que resulten con fundamento en el artículo 170, fracciones I y II, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Las acciones realizadas de manera coordinada entre las instancias ambientales y de seguridad, serán permanentes con la finalidad de inhibir, detectar, contener y combatir la tala clandestina y el tráfico ilegal de los recursos naturales.